¿Cómo elegir un buen asesor tributario?

Si estás buscando ahorrar dinero con tus impuestos o conseguir un mejor rendimiento, y no solamente tener apoyo para completar formularios, quizás sea hora de contratar un asesor tributario.

Escoger al asesor adecuado es una tarea que exige un cuidadoso análisis y comparación entre diversos profesionales dedicados al tema. Por eso, para ayudarte, queremos presentarte 8 consejos que puedes utilizar.

  1. Asegúrate de que el asesor se centra específicamente en el asesoramiento fiscal, y no es sólo un asesor financiero general. Muchos asesores financieros, a pesar de que pueden ser capaces de dar buenos consejos, ofrecen muchos servicios, y no pueden mantenerse al día sobre todas las nuevas leyes y la información disponible acerca de todos ellos. Si estás pensando contratar un asesorías tributarias, considera seriamente encontrar a alguien que trabaje solo en el campo de la asesoría tributaria.
  2. Averigua las credenciales de un asesor potencial. Hay  asesores tributarios certificados que están autorizados por el gobierno para representar a los contribuyentes. Estos se centran específicamente en los impuestos y están más preparados para hacerte ahorrar una buena cantidad de dinero.
  3. Ve en busca de tasas y precios. Elige a alguien que tenga una tarifa competitiva. Sin embargo, dependiendo de tu situación puede que no necesites a quien cobre los mayores honorarios, especialmente si estás buscando ayuda con tus impuestos individuales. Pero si se trata de un un asunto complicado, es posible que pagues un poco más por los servicios fiscales, porque te van a hacer ahorrar más dinero y valdrá la pena.
  4. Que se ajuste a tus necesidades y personalidad. Si tienes un perfil muy conservador y prefieres mantenerte abajo del rango de ser susceptible de ser auditado, tendrás que mantenerte al margen de los asesores tributarios agresivos. Pero si eres tolerante al riesgo, si estás bien con la posibilidad de ser auditado y ahorrar más dinero, adelante, trabaja con un asesor agresivo. Sin embargo, tendrás que tener cuidado y asegurarte que confías en la comprensión y el conocimiento del asesor, porque si auditan tu negocio y se cometió un error, puede costarte mucho dinero.
  5. Asegúrate de que el asesor tributario esté disponible todo el año.
  6. Mantente alejado de los asesores que sientes pueden tratar de vender productos financieros. Ellos pueden tener un conflicto de intereses y no te permitirán realmente ahorrar todo lo que podrían, porque estaban empujando la venta de un producto.
  7. Ten cuidado con los asesores que prometen una cantidad determinada de dinero que ahorrarás antes de saber nada acerca de tu situación financiera o de los impuestos. Busca a alguien que parezca tener una sólida comprensión de su trabajo en lugar de alguien que está ofreciendo un argumento de venta.
  8. Obtén múltiples opiniones de unos pocos asesores que consideras profesionales, especialmente si una gran cantidad de dinero está involucrado. Esto asegurará que usted esté bien informado y puedas elegir el plan que ofrezca los mejores ahorros.

Con estos 8 consejos, tendrás una buena guía para contratar de forma correcta un asesor.