5 consejos para lograr un ahorro saludable

Es bien sabido que, el ahorro, es la estrategia más confiable para lograr nuestras metas y vivir una vida segura y tranquila.

Por eso, no es coincidencia que Ahorro se derive de la palabra árabe “Hurr”, que significa “Libre”, ya que tener dinero reservado, nos evita la obligación de destinar nuestro dinero al pago de intereses y cuotas que no podemos dejar de cumplir.

Para algunos el ahorro es algo francamente imposible de lograr. Sin embargo, generando algunos cambios en nuestro estilo de vida, es algo perfectamente realizable y que nos puede llevar a cumplir nuestros más preciados anhelos.

5 consejos indispensables para lograr un ahorro saludable.

 

1. EVALUAR NUESTROS GASTOS

 

Para generar ahorro existe una fórmula sumamente simple: “gastar menos de lo que se gana”. Esto significa tener un estilo de vida que esté alineado con nuestros ingresos, y tomando decisiones coherentes y realistas.

La clave para esto es saber diferenciar un capricho de una necesidad real, ya que muchas veces confundimos nuestros deseos con aquello que realmente es importante para tener una buena calidad de vida. Por eso, al momento de decidir querer ahorrar, es hora de cuestionarse lo siguiente por cada gasto que tenemos: “¿Qué sucedería si rebajo el monto a la mitad o lo elimino?”.

Si la respuesta a esa pregunta es “nada”, quiere decir que hay un aspecto de tu vida que está consumiendo más dinero de lo que realmente necesita. Si la respuesta es que perderás algo importante o podrías deprimirte si lo haces, puedes hacerte otra pregunta: “¿Cómo podría reemplazar esto con algo menos costoso?”.

Lo importante, es tener en cuenta que nada es para siempre, y que hacer pequeños esfuerzos por ahorrar en el presente, pueden llevarnos a tener enormes beneficios en un futuro, que puede ser incluso en un corto o mediano plazo.

2. PLANIFICAR LAS COMPRAS

 

shopping-cart-1269176_1920

Para algunas personas, ir de compras es una especie de pasatiempo, una actividad lúdica que realizan sin mayor reflexión. Pero, realizar compras de esta manera, es fácilmente comparable con emborracharse para evitar el aburrimiento. Al principio nada pasará, y será muy entretenido. Pero, con el tiempo los efectos negativos no se harán esperar.

Por eso, el gran consejo respecto a las compras, es pensar con la mente fría y nuevamente realizar el ejercicio de diferenciar entre lo que realmente se necesita y lo que simplemente se desea.

Hábitos constantes como por ejemplo, utilizar una lista de compras con un monto en dinero definido, ir al supermercado semanal o quincenalmente, comprar ropa en liquidaciones o prendas de buena calidad sin ser víctimas de la moda, son acciones que nos llevarán sin duda a realizar ese viaje que soñamos o tener la casa que anhelamos sin desajustarnos económicamente.

3. REGISTRAR NUESTROS GASTOS

 

calculator-428294_1920

Nuestras finanzas se parecen un poco a navegar en un buque en el extenso mar de la vida.

Al manejar este buque, si no tenemos un tablero de control claro sobre la velocidad, el clima, la ruta a seguir y otras variables importantes, es claro que el camino al naufragio está a la vuelta de la esquina.

Por eso, una de las cosas más importantes  para comenzar a ahorrar (y la más tediosa para algunas personas), es el registro nuestros gastos, incluso los más pequeños, y apenas ocurran. De esta manera tendremos claridad absoluta de dónde se va nuestro dinero y qué comportamientos deberíamos mejorar (y qué tentaciones evitar) para lograr el ahorro que queremos lograr.

Actualmente, gracias al uso de dispositivos móviles, existen múltiples aplicaciones para realizar esta tarea. Nosotros en particular recomendamos una llamada HomeBudget, disponible para iOS y Android.

4. CUIDADO CON EL “FALSO AHORRO”

 

Todos en alguna medida sabemos los beneficios de tener dinero ahorrado. Pero, ¿Qué pasa cuando al ahorrar superamos el 100% de ingresos mensuales? ¿Qué sucede cuando tenemos ahorros y también tenemos deudas iguales o superiores a ese monto?

Aquí estamos hablando de algo que suele suceder muy a menudo: “El Falso Ahorro”.

Este “Falso Ahorro”, es un dinero que claramente está siendo invertido o simplemente guardado en el banco de manera ficticia y nunca generará ganancias mayores al monto de intereses que pagamos por nuestras deudas. Es un “peso financiero muerto”, que finalmente, en caso de cesantía, tendremos que ocupar pagando las deudas que perfectamente podríamos liquidar mientras tenemos una fuente de ingreso estable.

Para los Bancos este tipo de ahorro es bastante conveniente, ya que les permite “administrarlo” en caso de estar en instrumentos de inversión y obtener ganancias. Y por otro lado, si mantenemos créditos de consumo o tarjetas, el banco gana sobre los intereses que debemos pagar, sobre todo si sólo cancelamos los montos mínimos mes a mes. Una situación ideal, donde gana por partida doble.

Por eso, y de manera enfática, la recomendación es siempre liquidar las deudas antes de comenzar un plan de ahorro constante, a fin de nunca superar en gastos al 100% de nuestros ingresos mensuales.

5. METAS, METAS, METAS

 

Ahorrar sin tener metas claras es un ejercicio infructuoso. Es como llenar nuestra casa de botellas de agua sin tener claridad para qué lo estamos haciendo.

Muy diferente es el caso de recibir un aviso de corte de agua y comenzar a generar una reserva suficiente para nuestras necesidades o, también, juntar una cantidad adecuada para hacer frente a una catástrofe natural.

Lo mismo sucede con nuestros ahorros. Si no tenemos claros los objetivos que nos llevan a guardar dinero, solamente tendremos capital estancado que podría servir para mejorar nuestra vida.

En Solidez recomendamos que una persona o familia ahorre al menos un 15% de su sueldo. Sin embargo dependerá de las metas particulares y del plazo en el cual se desea lograr dichas metas.

Sin embargo, todos los años tenemos nuestros “avisos de corte de agua” a  tener en cuenta para generar una reserva de dinero que nos permita enfrentar estos eventos sin desajustar nuestro presupuesto mensual. Claros ejemplos de estos son: las vacaciones, los gastos del mes de marzo (patentes, contribuciones, matrículas, útiles escolares), Navidad y Año nuevo.

Además, siempre es necesario contar con un “Fondo de Emergencia”, ojalá de 1 ingreso mensual, el cual nos servirá para enfrentar diferentes tipos de imprevistos, desde arreglar nuestro automóvil, hasta comprar un nuevo teléfono celular en caso de que el nuestro  sufra un accidente y quede inservible.

BONUS TRACK: HORIZONTE DE INVERSIÓN

Otra cosa importante con las metas ahorros, es tener muy claro en cuánto tiempo queremos verla cumplida en nuestra vida. Eso es algo fundamental a la hora de decidir dónde vamos a guardar esos ahorros, ya que mientras más tiempo necesitemos para nuestra meta, mayor riesgo podemos correr con nuestro dinero. A esto se le llama “horizonte de inversión”.

Existen instrumentos de inversión conservadores, de riesgo mediano y de alto riesgo, dentro de los cuales tenemos Depósitos a Plazo, Fondos Mutuos, Bonos, Acciones, entre otros. Los instrumentos de mediano y alto riesgo están muy bien para metas de mediano y largo plazo, pues así es posible soportar y recuperarse las fluctuaciones que hay a lo largo del tiempo. Pero, en caso de que nuestra meta sea en un plazo de menos de 6 meses, no podemos correr ese riesgo, y por lo tanto se recomiendan los instrumentos de inversión conservadores.

Y ¿Qué tal la tradicional opción de guardar nuestro dinero bajo el colchón?

Si bien esta alternativa nos asegura un 100% de liquidez y nos da cierta sensación de seguridad, estamos perdiendo la oportunidad de generar un poco más de dinero (aun cuando sean sólo $100 más, pero todo dinero generado es útil) y podríamos caer en la tentación de gastarlo “gota a gota” antes de cumplir nuestras metas.

Si te ha gustado este post, SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES y no te pierdas nada relacionado a cómo mejorar en tus Finanzas Personales.

Facebook
Twitter 
Linkedin 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *