¿Cómo ahorrar dinero en el supermercado?

Probablemente eres de los que vas al supermercado a comprar lo que pidieron (pan, bebida, algo para el almuerzo) y sales con un carro atiborrado en cosas, o de los que llega a la caja y pone cara de sorpresa con el total de la boleta. Estos consejos son para ti.

1.- Haz una lista

Al ordenarte y saber qué es lo que debes comprar, evitarás el paseo desordenado por los pasillos que incita a comprar cosas innecesarias.

a) Si cocinas en casa, previo a la lista del supermercado deberías armar tu menú semanal o mensual para saber qué comida debes comprar.

b) Revisar primero qué cosas tienes en la casa es un muy buen ejercicio para hacer la lista de lo que vas a ir a comprar.

 

2.- Come antes de ir al super

Si vas con el estómago vacío, lo más probable es que todo te tiente y te den ganas de echar muchas golosinas y comida al carro. Prueba con este tip y no solo cuidarás tu billetera, sino también la dieta.

 

3 – Borra los productos innecesarios de la lista.

Cuando tengas tu lista hecha, dale una mirada y repasa qué artículos podrían estar de más en ella. ¿Será necesario comprar tantas galletas? ¿Todos esos  yogurt  van a alcanzar a ser consumidos antes de su fecha de vencimiento?¿Por qué compro galletas individuales si el paquete grande es más barato y puedo dividir en bolsitas porciones pequeñas para llevar de snack?

 

4.- Evita ir con los niños

Los pasillos de un supermercado son una tentación permanente para los niños, muchos productos tienen incluso marketing dirigido hacía ellos (Stickers, dibujos animados en cajas de jugos y otros).

5.- Elige el mejor día de la semana para comprar

Revisa si los descuentos de algún día son atractivos –en relación con lo que necesitas comprar- evita los días de mucho atochamiento.

6.- Resiste a las “Ofertas impactantes” de productos que no necesitas.

7.- Evita ir al supermercado para comprar poco

Si todos los días pasas al supermercado a comprar el pan de la once, solo en concepto de propinas al empaquetador puedes gastar $2.800 si es que das solo $100 diarios. Además de que posiblemente cada vez que vayas por el pan salgas con algo extra que no necesitas.

8.- Revisar la fecha de vencimiento de las “ofertas” SIEMPRE

Muchas cosas que están en oferta pueden estar con su fecha de caducidad cercana.

9.- Compara precios de manera efectiva

Para poder comparar los precios, siempre debes fijarte en el tamaño del envase y hacer las comparaciones del valor por kilo o por litro. Por ejemplo si un envase de 450 gramos cuesta $3.000 y el de 1KL cuesta $5.500. Claramente el más conveniente sería el de kilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *