Presupuesto de viaje: Cuando el pasaje no es todo

Dicen los viajeros más viajados que irse de vez en cuando les da perspectiva, les permite analizar desde lejos su vida, sus proyectos y hasta incluso a las personas con las que se rodea. Están los que lo hicieron realidad y hoy lo transformaron en su forma de vida, y los que tachan los días del calendario esperando sus 15 días de vacaciones o un poco más. En ambos casos, arman su presupuesto de viaje.

Ahora bien, existe una gran diferencia entre viajar sólo o acompañado. No serán los mismos lugares a visitar, los mismos bares y mucho menos el presupuesto de viaje.

Aquí nos centraremos en los viajes familiares.

Si planificar una salida en pareja puede ser complicado, en familia mucho más. Cómo hacer coincidir las vacaciones de los padres, sumado a la de los hijos. Por suerte, con paciencia y una adecuada planificación se puede lograr.

A continuación te traemos varios pasos que debes considerar al momento de viajar en familia comenzando por el momento de pensar el destino hasta la vuelta a casa. Recuerda que deben llegar a un consenso, ¡qué difícil! Ya puedes ir preparando las maletas que nos vamos…

Presupuesto de viaje: Cuando el pasaje no es todo

1 | ¿Qué lugar visitamos?

Como dice el título de este post, “el pasaje no lo es todo”. Lo primero en este caso es elegir el lugar al que se quiere ir, evaluando los intereses de cada uno de los miembros de la familia. De nada sirve salir 15 días a un lugar lleno de naturaleza, si lo que los niños quieren es ir a un parque de diversiones por una semana. Recuerda compensar el costo que tendrá llegar a destino con los deseos de todos. Será un buen comienzo, aunque tendrán una que otra discusión en el medio.

2 | Somos muchos, ¡necesitamos descuentos!

A veces el tener muchos hijos hace cuesta arriba la idea de ir de viaje. Planificar un presupuesto de viaje muestra la realidad, y es que a veces no alcanza el dinero. Buscar y pedir descuentos en arriendos de alojamientos, paseos y pasajes harán achicar algunos gastos de forma considerable. Recuerda que ser muchos, a veces tiene sus contras, pero en este caso debes aprovecharlo.

3 | No hacer lo típico


Una familia numerosa, o cualquier persona, puede ir a conocer un lugar y optar por algunos que no son tan turísticos. A veces es bueno pasar un rato en sitios que no son tan publicitados. Ello sumado a que, si se busca ahorrar en el presupuesto de viaje, los valores serán menores. Cuestión de gustos y de bolsillo.

4 | El alojamiento: Tema clave en el presupuesto de viaje

 

Tranquilamente se puede cambiar el alojar en un hotel por arrendar un departamento. Uno de los beneficios de hacerlo es que permite cocinar allí, realizando las compras en el supermercado, y más si la estadía va a ser de muchos días y si la familia sobrepasa los 3 integrantes. También, para los amantes de la naturaleza y el aire libre, ir a un camping puede ser ideal. Hay muchas opciones para ajustar los números. Es sólo cosa de ingenio.

5 | ¡Mamá, tengo hambre!

Claro, como lo dijimos arriba, el almuerzo, desayuno y demás es todo un tema. Lo ideal es arrendar un departamento y cocinar allí, pero también se puede comprar un paquete en el que algunas comidas vengan incluidas en el servicio que brinda el hotel en el que se aloja la familia. Incluso si se va a hacer una excursión, comprar bebidas y frutas en un supermercado cercano para abaratar costos.

Hasta aquí te dimos algunos consejos para que puedan aplicar en una próxima salida en familia. Aprovechen a pasar un buen rato cuidando su bolsillo. Ahora si, ¿ya armaste las maletas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *